martes, 23 de diciembre de 2008

La novela institucional (felices fiestas)

La deuda
En marzo del 2005 el primer número que se arriesgó acerca de la deuda de la institución después de la quiebra fue de 51 millones de pesos, meses después el primer fideicomiso rechazó varios de los créditos quedando reducida la deuda en 9.5 millones. En agosto de ese año mediante una sentencia el Juez Tale fijó la deuda en 14 millones de pesos.
Recién en el año 2007 se produce el primer pago de la deuda por una suma de tan solo 519.780 pesos, pero una reciente revisión dejó la deuda establecida en 29 millones y así tomó cada vez más fuerza la venta del predio de 24 hectareas que posee el club. El pasivo se puede reducir al 60% (18 millones) que es el importe de deuda que debe pagar el club para evitar ser liquidado en el 2014.

La novela

Recientemente una jueza de control imputó al juez Tale, a Granero y a los tres integrantes del fideicomiso anterior (Sarrá, Preve y Nasser) por los supuestos delitos de falsedad ideológica y defraudación por administración fraudulenta.
Cinco horas estuvo declarando el juez acusado para luego decirles a los medios que quienes denunciaron, lograron colocarlo en esta situación poniendo un toco de dólares en algún despacho. La referencia es para Miguel Srur y Egidio Heyd (ex presidentes de Talleres) de quienes el juez agregó que en su momento tuvieron unos meses para estudiar el pliego (que dejó en manos de Ateliers al club) pero se presentaron sobre la hora. El pliego tenía varias irregularidades y datos falsos según los denunciantes que favorecieron a Granero para quedarse con el manejo de Talleres.


Arriba: Heyd y Granero Abajo: Ahumada y Tale

Ateliers también tuvo sus tormentas y después de Granero llegó Ahumada que si bien invirtió en cuestiones muy importantes para el pueblo albiazul como restaurar la cancha y armar un plantel competitivo, poco se comprometió con el objetivo de lograr que Talleres achique su deuda. La gestión del argentino-mexicano estuvo plagada de excentricidades que divagaban entre lo autoritario y lo turbio, sin dejar de mencionar su descabellada política de fijación de precios en los abonos de socios.

Conclusión

Se acerca el final de un año, pero esta novela parece de final abierto, llena de personajes en donde no sabemos quién es el bueno ni quién es el malo, solo conocemos a la víctima...nuestro querido Talleres. Nuestro club se desangra mientras tanto, el fantasma de la liquidación y del "Argentino A" siguen dando vueltas y se ha perdido mucho tiempo, que vale oro.

No sé quién es el culpable, cada uno dice tener su verdad y les aseguro que hay una historia paralela que no conocemos, esa historia que se desarrolla en silencio por debajo de los escritorios, a espaldas de la prensa y de la opinión pública. Solo tengo algunas certezas en todo esto, tenemos un plantel que con sus virtuosos y limitados deja la vida en cada partido y un público que saca plata de donde sea para estar ahí... presentes, los únicos buenos de la película, a ellos les deseo que tengan muy felices fiestas y les suplico que levantemos nuestras copas...por un final feliz

5 comentarios:

  1. Si a talleres no lo hubieran esquilmado desde principios de la década del '80, creo que hoy hubieramos levantado ya unas cuantas copas en primera, pero desde que el fútbol dejo de ser fútbol y pasar a ser un negocio, Talleres perdió en todo, deportivamente y en los negocios también!

    ResponderEliminar
  2. MAS QUE NUNCA TALLERES NECESITA QUEDAR EN MANOS DE LOS SOCIOS...HAY MUCHA GENTE DE MIERDA EN EL MEDIO

    ResponderEliminar
  3. Gente... no se hagan socio hasta último momento para ver si bajan los precios...los que puedan hacerlo esperen un poco, asi todos podemos ver a Talleres

    ResponderEliminar
  4. Felices fiestas familia albiazul!!

    ResponderEliminar