miércoles, 21 de enero de 2009

Fútbol sin Visitantes y un infiltrado por obligación: EL RENGO

La Prohibición
A menos de un mes del comienzo del torneo la AFA determinó que regirá al menos durante el próximo torneo de la B Nacional la prohibición de asistencia a los estadios del público visitante. Eso sí, sólo para los violentos de la B Nacional, las ejemplares hinchadas de primera podrán seguir asistiendo sin problemas a los partidos de visitantes.
Esta es la solución que propuso AFA en el torneo anterior, y que confirma para el próximo, porque ha sido un éxito…¡¡no se produjeron enfrentamientos entre dos hinchadas desde hace un año!!.
Dejando de lado las ironías…la solución de AFA es la más cómoda, en lugar de enfrentar el problema lo reprime, lo evita. ¿Puede ser considerado una solución exitosa esto?...Solución es lo que se hizo en Inglaterra en los años 80, pero claro eso requiere mucha coordinación, tiene que haber leyes que castiguen de por vida a los infractores, una policía que controle con criterio el cumplimiento de esas leyes, una justicia que aplique las leyes con rigidez, dirigentes que corten de cuajo sus oscuras relaciones con las barras bravas... Mucho pedir que todo esto funcione en Argentina y muchos menos que funcionen coordinados en pos de un objetivo común. ¿Entonces?...dejá que se quede cada uno en su casa.

Un infiltrado
Justo cuando estaba pensando escribir sobre éste tema, me encontré de casualidad con un hincha de Talleres muy especial. El está sufriendo más que nadie esta prohibición, porque nació en Vicente Lopez, deambuló por Villa Crespo, Liniers, Villa Luro y ahora vive en Villa Real. Hace rato que tiene que infiltrarse en los estadios cuando Talleres juega de visitante, rodearse de gente del equipo rival y gritar los goles por dentro, con lo difícil que eso resulta cuando se quiere a Talleres de verdad. Por supuesto que sus camisetas de Talleres se quedan en casa los días de partido o a lo sumo cuando el frío ayuda lo acompañan debajo de algún buzo o una campera
Este hincha al cual le rindo un pequeño homenaje en esta nota… se llama Ariel Crosa alias “el rengo” y no tiene ningún familiar en Córdoba, ni vivió en nuestra ciudad. ¿Cómo se hizo entonces hincha de éstos colores?
Cuando iba a visitar a su abuela en Moreno, jugaban al fútbol con sus amigos pero de una manera muy particular. Jugaban partidos de 10 minutos en un baldío donde a cada equipo le tocaba ser uno de los que participaban en ese entonces en primera A. Cada vez que le toco ser Talleres llegaban a la final y ahí empezó su locura por la T…no pudo sacarse de encima desde ese día el azul y el blanco…ni de sus remeras, ni de su corazón.
A los doce años pudo ver a su equipo por primera vez en un partido empatado en cero contra Velez en el clausura 2003 en el Amalfitani. Después comenzó a seguir a Talleres por muchas canchas, pero por una razón u otra, nunca pudo venir a ver a Talleres de local.
Gran coleccionista de remeras de Talleres, tiene un blog sobre Talleres con valiosa información histórica y estadística, se nota que hay mucho trabajo de investigación y muchas horas de dedicación. Estas son las cosas que demuestran lo fuerte que son estos colores, lo incontrolable de este sentimiento por Talleres. Sus amigos dicen que está loco y lo gastan…en cierta yo también digo que está loco…pero loco por Talleres, como nosotros y hasta un poquito más quizá. Lo felicito por eso y suma un motivo más para enorgullecerme de éste sentimiento que no se elige, simplemente te atrapa.

El blog del rengo: http://www.elcapo-del-interior.blogspot.com/

2 comentarios:

  1. Ahumada baja los precios la puta madre...saludos al rengo ese...muy groso

    ResponderEliminar
  2. mariano-aguante matador29 de enero de 2009, 9:54

    un grande el rengo!!!!!!
    tenemos que hacer una polla para que venga a la boutique ...no puede ser que un groso como el rengo no conosca la boutique...

    ResponderEliminar