lunes, 21 de septiembre de 2009

Efectivamente...

Talleres 3 - Desamparados (San Juan) 0

"No extraña semejante derrota en un equipo falto de entrenamiento y con tantos problemas institucionales"

"No extraña que el equipo salga a la cancha un gol abajo y termine desinflándose pasada la mitad del segundo tiempo"

Éstas frases por suerte hacen referencia a Desamparados de San Juan, que perdió con Talleres de Córdoba 3 a 0, pero bien podrían haber sido referidas a la T si el resultado hubiera sido adverso.

Es que Talleres se enfrentó a un clásico protagonista del Torneo Argentino A, que en éste torneo está viviendo una realidad preocupante, porque sus jugadores no entrenan por falta de pago y la institución atraviesa problemas económicos graves.

Este Talleres que también atraviesa una situación institucional preocupante y un ya mencionado (hasta el hartazgo) retraso en su proceso de preparación física y futbolística, comenzó luego de un preocupante primer tiempo a mostrar algo que siempre supimos envidiar desde la tribuna a los rivales de turno. La efectividad, la contundencia. O me van a decir que no es recurrente la frase "nos llegaron dos veces y nos hicieron dos goles".

Talleres comenzó el primer tiempo con un esquema de doble 5 y línea de 3 que no dio resultado alguno, desacierto técnico que se vió atenuado por un tempranero gol en el primer centro que despabiló a la multitud albiazul tan poco acostumbrada a jugar Domingo por la mañana.

En el segundo tiempo, unos cambios tácticos trajeron un mejor rodaje y control de pelota, los ingreso de Galarraga, Solferino y Sanjurgo le dieron un aire distinto al matador ayudado también por la desaparición de un rival cada vez más desamparado. Dos centros, cabezazos y adentro concretaron la goleada y dejaron una sensación positiva si tenemos en cuenta que se sumaron tres puntos, se jugó de menor a mayor y se pudo ganar un partido con la carta de la contundencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada